ELECTROESTIMULACIÓN MUSCULAR: CONCEPTO

“La electroestimulación muscular (EMS) consiste en la inducción de contracciones musculares a través de un generador de corrientes eléctricas similares a las emitidas por el cerebro capaz de reproducir la fisiología natural de contracción en el momento en que el nervio motor es estimulado. Estos impulsos son enviados desde el  generador de corriente constante que es capaz de compensar la inconstante impedancia de nuestro cuerpo (bioimpedancia eléctrica). Dicho impulso eléctrico llega a la motoneurona, situada en el vientre muscular (aquella zona donde el músculo estando acortado tiene mayor volumen) desencadenando una acción muscular. En función de la manipulación los parámetros intrínsecos del entrenamiento con electroestimulación con los que haya sido programada la corriente, producirá diferentes efectos sobre la persona entrenada” (J.Peris, 2015).

MYOX SYSTEM

Disposición de electrodos en el cuádriceps.
Equipo: Compex SP 8.0
Fuente: www.myox.fit

Los principales parámetros (intrínsecos a la tecnología) que se deben considerar son:

a) estímulo global (trajes) o analítico (que requiere de precisión en la colocación de los electrodos).

b) tipo de impulso o de onda, que para la potenciación de un músculo sano el tipo de onda más referenciado y que es capaz de producir contracciones musculares más potentes con la mínima cantidad de energía es la corriente rectangular, compensada y simétrica.

d) frecuencia, medida en herzios (Hz) determina el número de impulsos (rectangulares) por segundo. Controlar la frecuencia es esencial pues determina la especifidad de nuestros entrenamientos ya que es el parámetro que dará un reclutamiento principal de la fibra lenta (hasta 30 Hz), mayoritariamente de fibra rápida (a partir de 50 Hz) o  mixto (entre 30 y 50 Hz).

e) cronaxia, medida en microsegundos (µs) determina el ancho de impulso, siendo la duración del mismo ideal para la potenciación muscular aquel que oscila entre los 200 y 300 µs.

f) tiempo de contracción y tiempo de reposo; controlando con ello la densidad del entrenamiento, debiendo ser programados según los objetivos perseguidos y, obviamente, el nivel del sujeto.

g) finalmente, la intensidad que es medida en miliamperios (mA), que determina el número de fibras musculares reclutadas (siendo tal reclutamiento de superficial en profundidad), es decir, a intensidades más altas mayor “reclutamiento espacial”.

jperis_electro_107Entrenamiento con electroestimulación global
Tecnología: WiemsPro
Fuente: www.myox.fit

JUAN J. PERIS RAMÓN

juanperis@neokinesis.fit

Agosto de 2015

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPrint this pageEmail this to someone