ELECTROESTIMULACIÓN, RESISTENCIA Y EFECTOS CENTRALES

Muchos entrenadores, fisioterapeutas, deportistas nos interesamos, experimentamos e investigamos en relación a los efectos de la electroestimulación muscular en diferentes ámbitos. Es para nosotros de vital importancia conocer los efectos que producen los diferentes tipos de entrenamiento a nivel central, es decir, a nivel cardio-vascular. En el presente tutorial hablaremos de las particularidades del entrenamiento con electroestimulación muscular.

EMS & EFECTOS CENTRALES II

Deseo introducir el tutorial con la siguiente frase que con total seguridad al fin de la lectura habrá cobrado fuerza:

“LA ELECTROESTIMULACIÓN MUSCULAR (EMS) DEBE ENTENDERSE Y APLICARSE COMO UN SISTEMA MÁS DENTRO DEL PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO”

 

La EMS tiene la capacidad de producir un reclutamiento motor superior al voluntario y llegar a producir un estrés muscular realmente alto, es por ello, que para que dicho estímulo periférico surta los efectos deseados deben conocerse no sólo los parámetros eléctricos sino dominar al mismo tiempo los principios del entrenamiento. Pero, ¿y a nivel central? ¿cómo se comporta la EMS y qué tipo de respuesta produce?

 

Todos estaremos de acuerdo en que aumentar nuestro VO2 máx. es interesante para nuestro rendimiento deportivo, pues representa el consumo máximo de oxígeno por minuto y por kilogramo de peso. Cualquier persona obtendría 5 kcal por cada litro de oxígeno consumido, es decir, la misma cantidad de energía; por tanto, quien es capaz de aprovechar más cantidad oxígeno es capaz de producir mayor energía para vencer resistencias o desplazar su peso.

El entrenamiento tradicional es capaz de mejorar todos los aspectos de los que depende este consumo de oxígeno:

  • aumenta el flujo sanguíneo, aumenta la cantidad de oxígeno en sangre (glóbulos rojos) e incrementa la capacidad de aprovechamiento de este oxígeno por parte de las fibras musculares.

 

EMS & EFECTOS CENTRALES

Por otro lado la EMS a nivel central (cardio-vascular), produce un estrés mínimo (débil aumento de frecuencia cardíaca y de la presión arterial sistólica) y tampoco aumenta el nivel de oxígeno en sangre, afectaría por tanto, única pero muy positivamente (niveles superiores al entrenamiento voluntario) al tercer factor: “el aprovechamiento del oxígeno por parte de la fibra muscular”, es decir, incrementa la capacidad oxidativa de la fibra muscular. Además, la capacidad oxidativa de las fibras musculares transformadas en lentas por la EMS es el doble que las propias de un deportista de resistencia.

 

Todo lo expuesto debe llevarnos a tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Al no producir la EMS efectos centrales, un alto porcentaje de los factores que podrían llevarnos a la fatiga desaparecen en este tipo de entrenamiento lo cual nos facilita maximizar la exigencia periférica: la muscular.
  2. Al mismo tiempo no debe esperarse de la EMS ningún tipo de adaptación cardíaca que favorezca el rendimiento deportivo, por lo que, el entrenamiento “tradicional” debe estar SIEMPRE presente.
  3. Dado que la EMS no produce un estrés cardiovascular marcado, evaluar los efectos del entrenamiento con electroestimulación mediante valores de frecuencia cardíaca no sería adecuado. Aclarar que cualquier tipo de entrenamiento al que se le suma la EMS producirá un aumento de la frecuencia cardíaca por aumento del estrés global, pero no será en ningún caso la EMS la responsable del total de dicha frecuencia sino apenas de un pequeño incremento sobre la producida por la propia actividad. De hecho puede caerse en el grave error de habiendo considerado la frecuencia cardíaca como un marcador de esfuerzo por la EMS y este dato no haber incrementado sustancialmente, el entrenador considerar que el entrenamiento está siendo de baja intensidad y haber subido parámetros como la intensidad y producir consecuencias no deseadas en cuanto a daño muscular.
  4. En este último punto me limito a remitirme a la frase con la que introducíamos este tutorial: “LA ELECTROESTIMULACIÓN MUSCULAR (EMS) DEBE ENTENDERSE Y APLICARSE COMO UN SISTEMA MÁS DENTRO DEL PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO”

 

juanperis@neokinesis.fit

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPrint this pageEmail this to someone